viernes, 19 de febrero de 2010

El indescifrado

Su personaje es versátil.
En planos generales permite
que su sombra lo empuje sutilmente,
creando pasos épicos.
En los primeros planos,
deja que una sonrisa blanca
aligere el cuerpo
de las miradas negras
sin llegar a evaporarlas.
Digamos
que se mueve tranquilo
al resguardo de su buen actor.

Yo, que investigo de cerca,
puedo asegurar que esta mañana
se ha producido otro cambio.

Sale del baño, ya sin barba,
y de su cara
emerge otro hombre.

10 comentarios:

PM dijo...

Me encantó, el final, sobre todo.

theloro dijo...

Coincido con el comentario anterior. MB final!!!

Anónimo dijo...

Mmmmmm... ¿será el indescifrado el Lord Gaita?
JC

Anónimo dijo...

Tan real! Se nota que la escritora conoce muy bien a sus personajes.AnaM

Anónimo dijo...

Es muy bueno el poema... si el personaje en cuestión el famoso Lord Gaita, no creo que la ausencia de barba haga que mute en otro ser... esa barba es un clásico!

manu dijo...

…emerge un hombre de cabeza aparentemente más pequeña, extrañando su barba, afligido por lo hecho.

Salute!

Madelyne Blue dijo...

Aunque me encanta tu forma de narrar,es un verdadero placer volver a leer poemas de tu autoría. Éste me ha gustado mucho, sobre la persona y el personaje y las múltiples facetas que se pueden encontrar en la personalidad.La manera de cerrar el poema es brillante.Un fuerte abrazo.

Dragon de Azucar dijo...

Vivisección del ser humano

Saludos

Anónimo dijo...

Mmmm... se mueve tranquilo, a resguardo de su buen actor...
Algo típicamente masculino!

... La Morocha dijo...

conozco la sensación... más de una vez he dicho: y vos, quién sos?